Archivo de la categoría ‘El Apunte’

El Apunte: La vuelta de Eto’o

Los humanos somos animales de creencias. Sentimos la necesidad de aferrarnos a algo para darle a nuestra vida un sentido que quizá de otra manera no podamos encontrar. Esa necesidad, se acentúa cuando los tiempos que corren no son buenos. Y ese algo a lo que nos aferramos, también va mutando según la situación: ocurre con el auge de los populismos o con la religión, por ejemplo. Cada uno busca lo que le llena. Al fin y al cabo… ¿Qué somos sin fe? Absolutamente nada.

Unos creen en el amor verdadero y se pasan toda la vida buscándolo, como si algún día fuera a aparecer esperando bajo el portal de su casa con un ramo de rosas. Otros, optan por la búsqueda de la autorrealización a través de conocer el mundo y viajar sin rumbo a paraderos desconocidos. Hay quien opta por el dogma de la felicidad y gestiona su vida en torno a la persecución de ésta. La fe se manifiesta de muchas maneras y todos nos vemos obligados a acudir a ella.

Volviendo a la religión, todo el mundo conoce a alguien que siendo ateo declarado, ha rezado a Dios cuando la muerte acechaba a un familiar cercano, aferrándose a la creencia de que Él es omnipotente. En ocasiones es tan fuerte la convicción, que uno de verdad cree haber visto a Dios.

Probablemente ahora mismo estés pensando en aquello en lo que tú crees, en la forma a través de la cual se manifiesta tu fe. Pero no tiene por qué ser una constante en tu vida. De hecho, quizá tu convencimiento es creer que hay algo en lo que creer, y te pasarás toda la vida buscando ese algo que, en realidad, ya has encontrado sin saberlo.

En el Mallorca, dicha creencia empieza a brotar en agosto y es bautizada como ‘’ascenso’’. Una pradera llena de flores. A medida que se va diluyendo con el paso de las jornadas, se reseca y se transforma en ‘’salvarnos tranquilamente’’. Un jardín casero. De la noche a la mañana, el paisaje se convierte en desierto, donde la deshidratación por el calor abrasante empieza a hacer estragos.

Ahora la fe se muestra en Samuel Eto’o que, tras una entrevista en Camerún, parece haber declarado su deseo de volver a jugar con la camiseta bermellona y el desierto parece serlo menos. Eto’o o el oasis que todos desearíamos encontrar. Eto’o o la necesidad de aferrarse a algo en lo que creer,

Habrá quien de verdad lo crea, habrá quien ya le verá vestido de rojo y negro y habrá quien ya lo imagine salvándonos con sus goles del descenso a Segunda B. No deja de ser la confirmación de que necesitamos ese algo en lo que creer, pero ahora mismo, en lo único en lo que se debe creer es en sacar los 3 puntos de El Alcoraz porque esa es la realidad que debemos afrontar. Ya habrá tiempo para soñar con la vuelta de Eto’o. La fe mueve montañas, pero seamos menos ambiciosos y pidamos solamente los 3 puntos contra el Huesca.

98 años por los que sentirse orgulloso

  • 7 de marzo de 2017
  • Escrito por Sebastià Salas
  • El Apunte

El Centenario del Mallorca ha acabado. Después de un año, toca hacer balance de los actos y eventos hechos para conmemorar estos cien años. Suele suceder que cuando ves el día a día de una entidad, de un club o un proyecto, cuesta apreciar la progresión que se realiza en el mismo. Pero, es de mérito reconocer que, tras cien años, la historia mallorquinista está plagada de éxitos. Sin ir más lejos las dieciséis temporadas consecutivas en la primera división del futbol español.

El Mallorca, un club de una ciudad relativamente pequeña, ha sido capaz de aguantar y adaptarse poco a poco a los cambios que se han introducido en el complejo mundo del fútbol profesional. Pero, no podemos olvidar que el equipo bermellón podría ser a día de hoy un club amateur de Tercera División con aspiraciones a subir a Segunda B. Y si no me creéis, comparad los clubes que empezaron a disputar encuentros con aquel Alfonso XIII allá por los años 20. Muchos, o están desaparecidos o se encuentran militando en categorías inferiores. El Mallorca, nos guste más o menos, ha aguantado el tipo. Y, pese a que el año del Centenario –los previos, y con toda seguridad los posteriores– ha sido desastroso, no debemos perder de vista el largo plazo. Para así, poder ir viendo la gran progresión que ha hecho este equipo para consolidarse como el gran equipo de Balears.

Estos últimos años no han sido fáciles. El Centenario parece un colofón triste para una historia tan intensa. Por eso, que este artículo sirva como reconocimiento para toda la gente que ha formado parte de este club. Por toda aquella gente, que ha creído en un proyecto de fútbol y, no solo de fútbol. En un proyecto de cohesión social en Mallorca, con unos valores, que representa una identidad “El Mallorqueta”.

Por eso, hagamos una apología en favor de los que nos han precedido y, ayudemos a construir, entre todos, un proyecto amplio que abarque a toda Mallorca, que sea un referente en Europa. Y así, seguir construyendo 100 años más. Porque para mí, el éxito no reside en tener uno o dos años malos, sino tener 98 por los que sentirse orgulloso.

El Apunte: La historia nos pone en nuestro lugar

  • 2 de marzo de 2017
  • Escrito por Rafel Coll
  • El Apunte

El Mallorca, en su cuarto año consecutivo en Segunda, junto a su afición, siguen lamentando su actual periplo penoso por la categoría de plata del fútbol español sin pisar plaza de play-off y con dos permanencias agónicas y otra, esperemos, en camino.

Seamos sinceros, razón tampoco falta. Después de años existosos en Primera División nadie esperaba esta debacle deportiva, al menos tan exagerada sin ni siquiera posibilidad de ilusionarse con volver a la élite. Pero, ¿es esa la realidad de nuestro Club? Obviamente por lo que hemos vivido, por nuestros sentimientos, siempre nos consideraremos un equipo de Primera – yo me incluyo -, siendo inconformistas hasta regresar a nuestro ¿lugar natural? Pero no, no lo es.

Existe una estadística favorable a los ideales bermellones: el Mallorca ocupa la decimoctava plaza en la clasificación histórica de la Primera División. Casi nada. Viéndolo así somos de Primera, pero hay que tener en cuenta la característica inherente de Primera División: es una categoría volátil en las perspectivas negativas, los equipos ascensores son muy característicos de ella y el Mallorca no ha sido menos, exceptuando el último gran logro de diecisiete temporadas consecutivas en la élite. Y sí, tenemos títulos de nuestros años de oro, pero y si nos olvidamos de las temporadas siguientes al último ascenso, ¿quiénes somos? Lea el resto de la entrada »

El apunte: A la espera de un final

”Cada año nos daba varios sustos, pero al final conseguía sobreponerse a todos y volver a su rutina sin dificultad. Sin embargo, hacía unos meses que sentíamos que algo no iba bien. Ninguno sabía explicarlo, pero incluso él apreciaba que se avecinaba un bajón difícil. Durante el día, perdía el equilibrio si caminaba más de 10 pasos seguidos, teniendo que sentarse para no desfallecer. Por las noches, deliraba mientras dormía, gritando de tal forma que todos nos despertábamos sobresaltados.

Lea el resto de la entrada »

El primer capítulo del análisis económico del Mallorca se centró en los elementos que definen la viabilidad del Club, como las cantidades a pagar durante los próximos años. Esta segunda parte versará más sobre detalles específicos, muchos de ellos definitorios de una entidad sobredimensionada para la categoría en la que está, con el consiguiente gasto excesivo sufragado de momento con la aportación inicial de Robert Sarver.

El Mallorca la temporada 2015-16 gastó 2.441.756€ en personal no deportivo, 700 mil euros más que en la temporada anterior. De esta cantidad, 365.668€ corresponden al personal técnico, el cual incluye a director deportivo, secretario técnico, scoutings, fisioterapeutas, utilleros etc. El resto, poco más de 2 millones, lo perciben los departamentos de marketing, comunicación, finanzas, mantenimiento… En fin, los no relacionados en ningún aspecto con el ámbito deportivo.

En la plantilla del primer equipo, incluyendo entrenadores a quienes en concreto se destinaron 415.369€, se invirtieron 4.722.240€, prácticamente 800.000€ más que en la temporada anterior. Al filial y categorías de fútbol base se destinaron 1.707.801€. Un hecho curioso es que en la temporada pasada, salvándonos en la última jornada, se pagaron 151.000€ en concepto de cláusulas por rendimiento.

Como curiosidad destaca que en el mercado de fichajes se abonaron 699.501€ a entidades deportivas y, a su vez, 552.863€ a agencias e intermediarios, cuanto menos reprochable. Sin embargo parece un fenómeno común visto que la temporada anterior sin gastar un solo euro en concepto de traspasos se repartieron comisiones por valor de 719.955€. La excusa podría ser la comisión que se llevan por traer a jugadores libres cotizados. En todo caso, se confirman los abusos de los representantes con la complicidad de clubes y jugadores. Lea el resto de la entrada »


RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista