Archivo de la categoría ‘El Apunte’

El Apunte: No todo vale

  • 24 de mayo de 2018
  • Escrito por Rafel Coll
  • El Apunte

comunicado mirandesLa semana decisiva para el ascenso a Segunda ha empezado con la mayor tensión entre clubes que ha vivido el Mallorca en muchos años. El Mirandés ha iniciado una guerra hacia todo lo que huela a mallorquinismo con la única finalidad de crear un ambiente hostil hacia el Mallorca en Anduva.

Desde la directiva de Miranda de Ebro, para conseguir que su estadio sea una caldera no han tenido otra idea que provocar a la afición visitante y con ello encender los ánimos de la suya propia. Todo empezó con discusiones por el horario de la vuelta que finalizaron con saltarse por completo el reglamento que existía sobre ello, y suponía disputar el partido a las 12:00 h. Tras ello, la negociación para las entradas destinadas a la afición visitante terminó con sólo 390 asignadas a los mallorquinistas, cifra muy por debajo de la demanda cuando además los propios locales, ya a jueves, aún no han agotado las entradas. Lea el resto de la entrada »

El Apunte: ¿”Fácil” o amplio?

  • 18 de abril de 2018
  • Escrito por Rafel Coll
  • El Apunte

Captura de pantalla 2018-04-16 a les 18.23.02El Mallorca se ha clasificado matemáticamente para play-offs así que no está mal empezar a pensar en ellos. A falta de definirse la posición en concreto, todo apunta a que se ocupará el primer lugar de la tabla jugándose el ascenso a una sola eliminatoria.

La ilusión de cualquier mallorquinista es estar en ese momento de éxtasis – que quiero pensar será este año- en que se vuelva a dar un paso hacia delante en el camino para pisar la élite del fútbol español otra vez. Una vuelta en Son Moix sería ideal, pero las opciones son un 50%. Cara o cruz.

En este 50% de opciones de jugarse el ascenso fuera de casa se encuentra una disyuntiva que he observado a lo largo de las últimas semanas en redes sociales: ¿se prefiere un rival a priori más asequible pero con menor aforo o viceversa? Hay opiniones para todo. Lea el resto de la entrada »

El Apunte: Juntos por un sueño.

Captura de pantalla 2018-04-16 a les 18.23.02Se huele, se palpa, se nota. El calor, el cambio de hora y las quinielas. Ya se acerca el momento que tanto estábamos esperando. El momento donde, por mucho que cueste de aceptar, nos jugamos todo lo ganado en estos últimos diez meses. Los diez meses más largos de nuestras vidas. Tanto para jugadores como aficionados. Pero, por fin, ya queda poco para que termine esta pesadilla: exactamente poco más de un mes. Poco más de un mes para que llegue el playoff que, ayer, terminamos de atar de forma matemática.

Una situación que antes de empezar la temporada hubiéramos firmado con los ojos cerrados y que, ahora, vista nuestra situación privilegiada durante toda la temporada, no queda otra que seguir con la ambición de agarrarse al liderato para poder subir por la vía “fácil”. Pero eso no significa que nuestra presencia matemática entre los cuatro primeros clasificados del grupo 3 no sea motivo de alegría (sino preguntémosle al Elche, Villareal B, Cornellá, Badalona o Lleida, entre “otros”). Es el primer paso hacia el objetivo y ha llegado a falta de cuatro partidos para terminar la competición regular. 

Lea el resto de la entrada »

El Apunte: Construir el futuro, destruir el presente

Captura de pantalla 2018-02-19 a les 17.52.16Muchos ya lo dan por hecho. A falta de 12 jornadas y manteniendo el colchón de diez puntos al segundo después de la victoria por la mínima de ayer se vuelve a abrir el debate. Un debate que, a mi juicio, cansa. Me cansa que se hable de que el liderato ya esté hecho. Me cansa que se hable de que en los playoffs ofreciendo este nivel no se va a hacer nada. Me cansa escuchar a la gente dar alabanzas a los líderes de los demás grupos (que seguramente muchos de ellos no los habrán visto jugar ni un minuto). Me cansa. Me cansa porque ni nosotros todavía no hemos hecho nada, ni los posibles rivales de un futuro playoff tampoco. Sí. Así de dura es la segunda B. No es cuestión de ser pesimista, ni tampoco optimista.

El Mallorca está haciendo lo que tiene que hacer, pero hay que ser conscientes que tampoco hemos ganado nada. Al igual que el Fuenlabrada, Sporting B, Mirandés, Marbella o Cartagena, entre muchos otros. Estamos en la recta final de un largo camino y tenemos que ir paso a paso sin despistarnos en dos fechas clave que todavía quedan muy lejos. Concretamente a 12 partidos y a 36 puntos. Tenemos que tener los pies en el suelo y no buscar razones en el futuro para desestabilizar nuestro presente.

La realidad es la que es y no es otra que Cornellà. Y por eso, precisamente porque no hemos hecho nada todavía, os animo a que dejéis de pensar en que si somos mejores o peores que el Fuenlabrada o que si volver a Miranda sería llamar a la mala suerte. Os animo a que empezéis a disfrutar del momento, de cada jugada, de cada ocasión, de ese olor a caucho recién regado de los polideportivos que visitamos y de la humildad y proximidad de estos futbolistas. Os animo a no pensar en nada más que en ganar los tres puntos cada domingo porque hablando tanto de ese final, desgraciadamente, puede que no llegue. Y nos guste o no esta es la realidad, esta es la segunda B. Y si algo hemos aprendido este año es que aquí nadie es mejor que nadie. Nos vemos en Cornellà. No hay más.

El Apunte: Poder de atracción

  • 7 de febrero de 2018
  • Escrito por Rafel Coll
  • El Apunte

ARIDAIDesde que era pequeño, estando en Primera División, mi padre siempre me ha dicho que el Mallorca partía con ventaja respecto a los equipos de su mismo nivel para fichar. Si para traer un jugador se competía contra Osasuna, Racing, Espanyol, Getafe, etc., al poder ofrecer todos ellos cantidades económicas similares, el susodicho se solía decantar por aterrizar en la isla. Era una ventaja competitiva clave que nos permitió estar tantos años consecutivos en Primera.

El motivo principal es evidente: la buena vida mallorquina. Tranquilidad, montaña, patrimonio sol, playa, fiesta; un paraíso terrenal. Aunque todo ello apunta a que el jugador que se decide por estos argumentos debería venir aquí a arrastrarse, en muchas ocasiones no fue así. Aunque tampoco hay que desechar un gran número de casos en que deportivamente el jugador se dejó. El propio Stankovic, miembro de la época dorada del Club, reconoció que salían de fiesta y los aficionados les invitaban a copas. Y seguían rindiendo, no querían marcharse de Mallorca.

Sin embargo, esta magia desapareció como agua de borrajas al descender a Segunda. El Mallorca era un Club todopoderoso, podía ofrecer mayores cantidades de dinero que la mayoría, pero la planta institucional había destrozado el renombre del Club, existía una afición distanciada y cabreada, ya no era la isla de la calma. Pocos jugadores aceptaban bajar de categoría para ponerse la zamarra bermellona o cambiar desde otro equipo destacado de la categoría. Los que lo hacían (veáse Juan Rodríguez y Juan Domínguez) más bien venían de paseo. Lea el resto de la entrada »


RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista