¡Felicidades mallorquinistas! Esta semana ha sido el 96 aniversario de nuestro amado club. Aunque no está nada claro cual es la fecha exacta. Se acordó su creación el 27 de febrero de 1916, el 5 de marzo se inauguró el Estadio de Bons Aires, y el 6 es la fecha que figura en el acta constitucional del club. Que cada uno elija el día que crea más importante, lo esencial es que lo celebremos todos juntos.

Además, esta semana también han tenido lugar aniversarios de otros miembros de la plantilla. Si el lunes Serra Ferrer cumplía años, ayer Chico celebraba los 25, y hoy es Nunes el homenajeado.

Lo triste del asunto es que una fecha tan señalada para el mallorquinismo prácticamente no haya sido noticia. Las portadas y los titulares se los ha llevado Claassen y su querella contra Cladera y Serra Ferrer. Ni en una semana tan especial se puede dejar de hablar de líos institucionales. Se ve que no es época de celebraciones, sino de juicios y denuncias. No es precisamente el mejor regalo para nuestro Mallorca.

Cada día me planteo si los miembros de la directiva quieren realmente a este club. Quiero creer que sí, pero me desengaño cada vez que sale a la luz algún conflicto más. Si quisieran el bien del Mallorca remarían todos juntos, en vez de atacarse entre ellos. Todas estas batallas no hacen más que desestabilizar al equipo en un momento deportivo tan delicado como el que vivimos. Lo primero es mantener la categoría, después que se denuncien cuanto quieran, pero ahora hablemos de fútbol.

Desde la consecución de nuestra mayor gesta deportiva, la Copa del Rey en el 2003, no hemos parado de tener guerras internas en el club. Por aquí han pasado muchos directivos que únicamente han utilizado el Mallorca en propio beneficio, otros en cambio si parecían mallorquinistas pero no hicieron bien las cosas. Juzguen ustedes mismos, la lista es larga: Cursach, Mateu Alemany, Vicenç Grande, los Mingarro, Pedro Terrasa, Serra Ferrer, Claassen, etc. Me gustaría saber si alguno de los nombrados ha antepuesto alguna vez el club a su interés personal. Pero la imagen que se ve de fuera es que cada uno quiere pillar su pellizco y únicamente utilizar el Mallorca para darse a conocer o sustraer todo el dinero posible. Yo soy de los que aún se pregunta como podemos estar en concurso de acreedores siendo un club tan vendedor. ¿Dónde está el dinero de Eto’o, Güiza, Ibagaza…?

¡Basta ya! Los aficionados estamos cansados de que se tire cada vez más mierda a nuestro amado club. Cada vez va menos gente al estadio, y buena parte de culpa la tienen los dirigentes y sus luchas internas. Ojala llegue el día en que solo se hable de temas deportivos. De momento parece que tenemos que conformarnos con falsas promesas de un nuevo Lluis Sitjar, un directivo que parece más bético que mallorquinista, un entrenador que parece que prefiere que gane el Athletic antes que el Mallorca, y un alemán que parece que no parará hasta hacerse con el control absoluto del club.

Solo quedan cuatro años para el centenario. ¿Cómo estaremos cuando llegue la fecha? ¿En Primera, en Segunda, o las deudas nos habrán hecho desaparecer? ¿Con qué propiedad?  ¿Se hablará finalmente solo de fútbol o seguiremos con batallas institucionales? Lamentablemente, viendo el panorama actual, yo soy bastante pesimista.

Esto tiene que parar ya, no podemos seguir así, porque lo único que se está consiguiendo es que muchos aficionados sientan vergüenza de su propio club, y esto es realmente triste. Entre algunos periodistas, la directiva y el rácano estilo de juego del equipo van a conseguir vaciar totalmente el estadio, y que los pocos que vayan se pregunten: ¿Por qué soy del RCD Mallorca?

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Niet dice:

    Creo que, ahora mismo, por desgracia, el Mallorca no puede mirar ni hacia el pasado, ni hacia el futuro. Lo único que se puede tener en mente ahora es la salvación, tanto deportiva como institucional, del club.

  2. Xisco Ramis dice:

    Pero estaría bien que se hablara únicamente de la salvación deportiva, y no tanto del desastre institucional.

    Por cierto, hablando de ello, parece que Tissone no llega a Mestalla. Y Pina no se si está recuperado de su lesión. ¿Martí y Tejera en la medular?

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.