Foto: RCD Mallorca

Ficha técnica

R.C.D. Mallorca: Manolo Reina; Joan Sastre, Xisco Campos, Raíllo, Bonilla; Pol Roigé (Àlex López, 69'), Damià, Pedraza (Salva Sevilla, 80'), Lago; Cedric (Bryan Reyna, 62'), Abdon Prats.

C. Atlético Saguntino: Lluna; Gallego (Felip, 61'), Óscar López, Marín, Rafa Gimeno; Julià, Fran Gámez, Gilabert (Escudero, 84'), Lois, Niko Kata (Adrià Granell, 45'); Nuha.

Árbitro: Víctor García Verdura (Comité catalán) amonestó al local Bonilla y a los visitantes Julià, Gallego, Nuha y Óscar López.

Goles: (1-0): Abdon Prats, 4'; (1-1): Marín, 63'; (2-1): Salva Sevilla, 81'; (3-1): Abdon Prats, 88'; (3-2): Nuha, 89'.

Incidencias: Partido correspondiente a la 4ª jornada del grupo III del Campeonato Nacional de Liga de Segunda B disputado en Son Moix ante 5.196 espectadores, casi todos mallorquinistas.

Resumen

El Mallorca consiguió tumbar al Atlético Saguntino al mismo ritmo que ahogaba a sus fantasmas y los enviaba al cajón del olvido. Ni una, ni dos, sino que hasta tres veces se encargaron los bermellones de dinamitar la portería de Lluna y acallar durante una larga semana los quejidos de la falta de puntería, que esta vez fue la salvadora como contrapeso de una solidez defensiva que se resquebrajó y regaló dos tantos a los valencianos, cada uno más discutido que el otro, pero ni así pudieron evitar que los mallorquinistas se desahogaran del mal trago que supuso la eliminación en Copa.

El inicio del partido ya fue muchísimo más que prometedor, un arranque lanzado que ya dejó noqueado al Saguntino con un golazo de Abdon Prats, que lanzó un misil de volea al centro de Bonilla desde la izquierda contra el que Lluna solo pudo mirar cómo se metía potente por abajo. Colocación exquisita e imparable. En la siguiente jugada se repitió la acción con los mismos protagonistas, pero  vez el artanenc remató demasiado a contrapié y el cuero se le marchó muy alto desde cerca de la línea de gol. Esta explosión que había encadilado al estadio fue apagándose con un repliegue progresivo de los de Vicente Moreno, que, otra vez agarrados al unocerismo, ya se disponían a mantener el resultado. Aunque faltasen más de ochenta minutos de juego.

Los romanos fueron ganando metros y acercándose a Reina con un relativo peligro que supo estabilizar muy bien la defensa, con la mejor versión de Xisco Campos y Raíllo, al menos durante los primeros cuarenta y cinco minutos. En la parcela ofensiva, todo parecía ir a lomos de las arrancadas de Lago Junior, otra vez único extremo válido ante la más absoluta inoperancia de Pol Roigé, incapaz de acercarse una sola vez al área rival con una mínima dosis de peligro. A medida que avanzaron los minutos, los hoy azulones fueron perdiendo confianza después de aproximarse y verse incapaces de meter miedo y lo aprovecharon sus rivales, teniendo la mejor Joan Sastre al marcarse un eslalon por todo el campo contrario y acabar rematando al palo. Pocos minutos después Cedric volvería a pegar al poste, pero esta vez con un remate de cabeza que el nigeriano no supo afinar bien.

Y de esta manera se llegó al descanso, con las porterías y errores de prácticamente nanómetros que separaban al Mallorca de una gran goleada. A muy poco de hacer mucho. A la salida del intermedio ya se pudieron ver los primeros cambios, causados por el trabajo a contrarreloj que tenían los campeones de la Copa RFEF, entrando en el terreno de juego Granell. La segunda parte fue mucho más desencadenada y sin barreras que la primera, con los dos equipos atacando indiscriminadamente sin ceder a dinámicas temporales lanzados ambos a por la sentencia y la igualada. El árbitro puso mucho de su parte para que fuese la segunda, utilizando una doble vara de medir que fue escandalosa para todos los ojos y acabó teniendo su efecto con el gol del empate del Saguntino, que fue demoledor para toda la afición: un cabezazo a placer de Marín, ex jugador del Mallorca B, después de que rematase en el largero en medio de un grandísimo desbarajuste defensivo.

No había tiempo para lamentaciones porque quedaba menos de media hora para que expirase el tiempo de juego y un empate en casa, ya sin fijarse en el rival, podía suponer un golpe moral muy duro. El colegiado se vio obligado en estos momentos a redoblar su estrategia de ataque contra los locales, con decisiones esperpénticas que lo convirtieron en el mejor jugador visitante. Entre toda la polémica, se retiró Pol Roigé entre silbidos para dar entrada a Àlex López, pocos minutos antes de que Bryan Reyna, que había entrado justo antes del gol, diese por tercera vez al poste. Quedaban veinte minutos para acabar y el tiempo corría cada vez más rápido, menos cuando atacaban los saguntinos pasando por las botas de Nuha, que se hacía eterno. Precisamente, a este último se le amonestó por quejarse al árbitro de que solo a ellos les señalaban las faltas. Surrealista.

Lo fueron intentando Lago y Abdon sin ninguna fortuna, también era complicado jugar contra los que tienen permitido estar por encima de la ley, pero García Verdura señaló sorprendentemente -no porque no fuese justa, que lo fue- una falta en la frontal a falta de diez minutos. Debió pensar que no nos agarramos a la mínima que nos dan, porque, ay cuando nos dan lo que nos merecemos. A Vicente Moreno no le tembló el pulsó y mandó rápidamente al campo a Salva Sevilla para que fuese él quien la pusiese. Fue el primer balón que tocó, cuero que elevó con toda la esperanza y que se fue acercando a la portería cada vez más poco a poco, surcando el cielo mallorquín en búsqueda del estrellato tras la lluvia, rodando cada vez más poco a poco porque ahí estaba la victoria, ahí estaba la recompensa a los nervios y la represión. Salva Sevilla, acabado de entrar, buscaba torcerle el gesto al árbitro y demostrarle que al Mallorca no se le maltrata. Y lo consiguió con esa calma que lo atesora, con un tiro que desempolvó la escuadra y desató la locura. Lo habíamos conseguido: aún sobrando diez minutos nos volvíamos a imponer.

El Saguntino se dio cuenta entonces, muy tarde, que su gol solo había acabado significando un parche temporal y ahora debían volver al ataque, pero sin descuidar la defensa. No esperaron a comprender lo que viene detrás de la coma, porque en la siguiente acción Bryan Reyna tuvo muy cerca la sentencia, que llegó a dos del noventa de la mano -la cabeza- de Abdon Prats, que remató un centro por la derecha de Salva Sevilla para poner el tercero y la victoria, yendo a celebrarlo con todo el equipo con la afición asentada en el fondo norte, fundidos en un intenso abrazo que refleja la total unión que hay esta temporada y que nos está catapultando a las posiciones delanteras de la clasificación. Antes de acabar el encuentro, el Saguntino recortó distancias poniendo el definitivo 3-2 en una jugada muy confusa que el árbitro, cómo no, decidió zanjar en gol visitante, lo que afortunadamente no tuvo mayores consecuencias y el triunfo se quedó en casa.

Con esta victoria, el Mallorca parece haber encontrado el camino del gol y, lo más importante, de la portería, porque era uno de los puntos negros más importantes en los primeros partidos: no saber meterse con fluidez dentro del área rival y crear peligro, lo que ha sido solventado con una actuación que debería haber sido de goleada. Ahora toca la visita al Ontinyent, que nos recibirá en El Clariano a tres puntos de nosotros y en la parte alta de la tabla empatando con Baleares y Cornellà después de vencer en Formentera. El alicantino es un equipo que, en lo que llevamos de temporada, cuenta con unos registros de goles muy similares a los isleños, por lo que la táctica resultará vital para dilucidar el ganador. Toca que no se vuelva a atascar el gol.

El 1x1

Reina: 6; Poco que hacer.

Joan Sastre: 7; Capaz de todo.

Xisco Campos: 6; Imponente, con errores.

Raíllo: 6; Itinerante, con lagunas.

Bonilla: 8; Omnipresente.

Pol Roigé: 3; Ineficaz, impotente y nada dañino

Damià: 7; Gran salida de balón.

Pedraza: 5; Día gris.

Lago Junior: 7; Caníbal en la banda.

Cedric: 4; Perdido.

Abdon: 9; Desatado.

 

Sustituciones:

Bryan Reyna: 6; Poco juego en equipo.

Àlex López: 6; Poca influencia.

Salva Sevilla: 10; Gol, asistencia y vital para ganar.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies